martes, 29 de mayo de 2012

Abraham L. Feinberg















"Si a algo, la ley debería alentar, y no prohíbir, es a la entremezcla de sangres... Pero la legislación no puede cambiar el corazón humano. De la única manera podemos lograrlo, lo único que lograremos es la Solución Final hacia un prejuicio racial, es creando cambios raciales universales,  así que nadie pueda limpiarse su racial 'pureza' o practicar el barbarismo de salvaguardarla. El estímulo deliberado de matrimonios interraciales es el único camino para apresurar este proceso. Y puede que el tiempo se acorte. La dominación de nuestro mundo ha comenzado a cambiar, como una carga de embarque, de la raza Blanca, hacia una coloreada. Prontamente nos ajustaremos a este hecho y, a  lo mejor será para nuestros niños. Ya que nosotros podemos adecuadamente admitir, hasta el más informado de nosotros, que nunca eliminaremos completamente los prejuicios raciales hasta que eliminemos a las demás razas separadas."


Fuente: Articulo en la revista Maclean's, 5 de Septiembre de 1967.


Abraham L. Feinberg


--------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada